7 razones para practicar la humildad y mejorar tú día a día.

Alexander Franco A.

La humildad, es una cualidad muy valiosa en la vida de cualquier persona, básicamente es conocer tus debilidades,  dejando de asumir la actitud  arrogante de “soy el mejor en todo”, entendiendo que todas las personas tienen un mismo valor.

Mucho es lo que se ha escrito sobre la humildad, son muchas la personas que hablan de ella, pero quizás son muy pocos quienes la practican, podemos encontrar ejemplo de ello en algunos líderes, compañeros de trabajo, familiares, amigos y en nosotros cuando sucumbimos ante el egocentrismo o soberbia.

Son muchas las razones que existen para practicar la humildad, aquí nombraré solo 7 que te ayudaran.

  1. Tienes más posibilidades de éxito.

Las personas que practican humildad, no sufren de soberbia ni orgullo, pueden aceptar un fracaso fácilmente, reponerse a ello y aprender del error para continuar trabajando en lograr el triunfo que se proponen.

  1. Obtienes mejor crecimiento con el constante aprendizaje

Al reconocer que no te las sabes todas, estas abierto a continuar aprendiendo, mejoras tus habilidades y estas en constante proceso de crecimiento.

  1. Sientes paz.

Quienes ejercen la humildad, están dispuestos a perdonar, en ellos no existe la carga pesada de la altivez. El perdón es necesario para encontrar paz y sanidad interior

  1. Consigues respeto, valoración entre los que te rodean.

Cuando demuestras humildad con tus acciones, eres respetado y valorado, una persona humilde actúa por sus convicciones, con el propósito de servir, no para ganar la aprobación de los demás, lo contrario a  un individuo  sin humildad que se muestra presumido, arrogante, tratando llamar la atención, buscando aprobación en todo lo que realiza, nunca tendrá credibilidad, tristemente gozará de muy poca valoración.

  1. Concede la habilidad de escuchar a tus semejantes.

Algo  que sabe todo el que practica la humildad es: “el mundo no gira en torno a mí”, la humildad ayuda a comprender que existen muchas personas con necesidades a nuestro alrededor, dándote la facilidad de poder escuchar a tus semejantes, en pocas palabras podrás “colocarte en los zapatos de alguien más”.

  1. Te coloca los pies sobre la tierra.

Humildad, es comprender que tus metas logros u objetivos no deben estar enfocados en adquirir bienes como; una gruesa cuenta bancaria, el ultimo carro deportivo, o la mansión en la rivera francesa, no es malo desear  o anhelar, puesto que es parte de querer superarse, pero tu vida no debe enfocarse en lo material ni a trabajar para conseguir el consentimiento de otros, por tal razón se entiende que el éxito está en apreciar lo que se tiene, mejorando cada área de tu vida.

La Humildad te mantiene en el camino donde te dedicas a la tarea que más te gusta, justamente allí encontraras los frutos necesarios que te darán la verdadera satisfacción.

  1. Es la clave para no quedarse estancado.

La jactancia y la arrogancia son dos gigantes que detienen a cualquier persona que haya alcanzado un logro, tienen la suficiente fuerza como para impedir que alguien continúe por el camino del éxito,  confinándolo a un área en la cual no podrá tener crecimiento espiritual ni profesional (estancamiento).

Solo la humildad puede disipar cualquier aire de soberbia, vanagloria, jactancia, orgullo, altivez y vanidad.

Comienza a ejercer la humildad en tu vida, podrás ver grandes resultados, recuerda que el ser humilde no te hace débil sino más bien  te dota de una alta autoestima, se requiere de saber quién eres para poder reconocer los éxitos de los demás sin sentirte menos o para celebrar tus victorias sin sentirte superior.

 

 

 

Anuncios

Y creó Dios a la mujer.

De jardines  adornados con  emociones y lirios.

En  sueños  e instintos, de corazones de cristal

Cabellos largos,  sabiduría de madre, e intuitiva naturaleza.

 

Obradora de vida, armoniosa e incurable sentimental

Muchas veces incomprendida

Entre simplicidad de complicaciones, y la nobleza de espíritu

Mujer que todo lo siente,  que todo lo calla.

Tú mi madre, mi hermana, mi amiga, mi esposa, mi hija.

Ese sueño del Eterno destellado en ti

Bendita eres  para la vida.

 Rebosas  tu simpatía en cada una de tus faenas.

Gracias por colmar tu fruto en cada parte de nosotros.

Amada flor de los cielos, seca tus lágrimas, ríe en placidez

Porque eres la gala de una constelación de milagros

El color de un día, la calidez del   invierno,  y el frio del verano.

Y creo Dios a la mujer,  de luceros  en su máxima expresión de amor.

 

Alexander Franco A.

 

 

Letras Para la vida.

LETRAS PARA LA VIDA.

Alexander Franco Atencio.

 

La ruta al emprendimiento de un proyecto puede ser muchas veces angustiante,  pues comienza a  dibujarse en el panorama momentos de crisis, donde cuesta mantener la mirada en un norte específico,  se toma tiempo para resolver las dificultades que se presentan (problemas financieros o familiares, entre otro)  Entonces es cuando en ese preciso instante se descuidan las metas, objetivos planteados, pasan a un segundo plano, llegando  a formar parte de un cementerio de proyectos que yacen justamente al lado de todos los sueños que Dios nos entregó para cumplir con su propósito en esta tierra.

La capacidad de soñar y de creer que se tiene la fuerza para lograr algo es vital, si  deseas triunfar entendiendo que  las crisis, conflictos, angustias son simplemente tempestades  que se deben superar para lograr y alcanzar la madurez necesaria  que te llevara a intentarlo e intentarlo, hasta que consigas lo que  buscas.  No hay motivos para detenerse, no existen justificación para que desperdicies tu oportunidad  debido a circunstancias.

Muchos de los inventos y de las ideas que cambiaron al planeta nacieron precisamente en el lugar donde estas ahora. Lograr que se cumpla ese sueño dependerá del valor y la determinación que se asumas, defendiendo un norte que te ayudará a perseverar aun en la hora más critica donde incluso muchas de las personas que conoces, que te aman  se opondrán a que des pasos arriesgados.

Comienza primero por definir lo que deseas lograr, que deberá ser  congruente con tu realidad, no podrás proponerte metas inviables o obsesionarte con resultados que te podrían frustrar y hacerte perder tiempo en tu vida, como ser más guapo que Bratt Pit, o ser más rico que Bill Gate,  pues tu meta  u objetivo no se debe basar tampoco en acumular riquezas o bienes materiales, o en banalidades  pues eso no es garantía de éxito.

Marchar a la cúspide de una montaña supone desafíos y sacrificios que al final valen la pena recordar y compartir con muchos que se ganaran tu admiración, ten presente que mientras logras lo que sueñas no debes descuidar lo más importante que son los valores que te puntualizan como persona.

Cultiva una buenas relaciones con  familiares y amigos, se buen administrador del recurso más preciado para un ser humano la salud, no desperdicies tu tiempo en banalidades ni en discusiones que nunca tendrán un fin como temas políticos y religiosos, descúbrete a ti mismo cada día, prueba una ruta diferente para ir al trabajo, combina nuevos colores para tu atuendo, renuncia a prácticas que te amarren a vicios, olvida  los errores del pasado, sonríe y haz sonreír a las personas que te rodean , perdona las faltas que cometieron hacia ti y deja ir todo rencor de tu corazón, y sobre todo no postergues tu felicidad el momento para ser feliz es ahora!